Migración, problemática mundial por inseguridad y falta de oportunidades. Una guerra comercial no resuelve… empeora

El jueves 30 de mayo el Presidente de Estados Unidos, en represalia por la migración ilegal, declaró la posible imposición de aranceles del 5% a la importación de todos los productos mexicanos a partir del 10 de junio, mismos que se aumentarían gradualmente en caso de que México no redoble esfuerzos por detener la migración.

La respuesta del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no se hizo esperar, por medio de un comunicado oficial en que se destaca la postura de diálogo y no confrontación por parte de México.

El intercambio comercial entre ambos países totalizó 566 mil millones de dólares en 2018, de los cuales:

  • Las exportaciones totales de México hacia Estados Unidos sumaron 349.6 mil millones de dólares, por lo que de concretarse un arancel del 5% a todos los bienes exportados, la afectación sería de 17.5 mil millones de dólares.
  • El valor de las exportaciones agroalimentarias mexicanas fue de 34.8 mil millones de dólares, de los cuales el 26.9 mil millones, es decir, el 77.3% se destinaron a Estados Unidos.
  • Los productos de mayor exportación son cerveza, tequila, aguacate, tomates, berries, bovino en pie, azúcar y cítricos.
>Migración, problemática mundial por inseguridad y falta de oportunidades. Una guerra comercial no resuelve… empeora - Tabla 1
  • Las importaciones Agroalimentarias de México fueron de 32.1 mil millones de dólares de los cuales el 66.8% provino de Estados Unidos.
  • México representa 12.6% del mercado agroalimentario de Estados Unidos, sin embargo para nuestro país significa el 66.8% del abasto total.
  • Los productos agroalimentarios de mayor importación son maíz, soya, trigo, pasta de soya, arroz, carne de cerdo, pollo y leche, entre otros.
>Migración, problemática mundial por inseguridad y falta de oportunidades. Una guerra comercial no resuelve… empeora - Tabla 2

¿Qué se comenta en Estados Unidos?

Diversas asociaciones de productores agropecuarios de Estados Unidos han invitado al presidente Donald Trump a rectificar su postura, pues para muchos productos agroalimentarios México es su principal socio comercial, y tener una disputa ahora, cuando su país se encuentra en un estado crítico por la guerra comercial que sostiene con China, sería un duro golpe para su economía.

El presidente del Consejo Nacional de Productores de Cerdo de EUA dijo “México es nuestro principal mercado de exportación, y en caso de que imponga tarifas por represalia, los productores estadounidenses no podremos pagarlas, debido a que las disputas comerciales con México y China han costado a los productores de carne de cerdo estadounidenses 2.5 mil millones de dólares”.

El CEO del Consejo de Granos de Estados Unidos declaró “En un momento crítico no es recomendable tener una mala relación con México, ya que es nuestro principal comprador de granos y sus productos, considerando la competencia comercial que tiene nuestro país con Sudamérica, mercado del cual México podría abastecer sus necesidades sin problema”.

Reflexiones de GCMA:

  • Una guerra comercial no es conveniente, pues ambos países saldrían perjudicados. Para este año el comercio entre México y Estados Unidos se estima en 600 mil millones de dólares.
  • La imposición de aranceles a la importación de productos mexicanos viola el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y las reglas de la Organización Mundial de Comercio.
  • México y EUA son socios en el T-MEC, cuyo proceso formal de ratificación está en riesgo.
  • La imposición de aranceles a los productos de origen mexicano ocasionaría la pérdida de competitividad de los mismos en el mercado de Estados Unidos, de manera que dicho sobre precio tendría que ser absorbido por el consumidor norteamericano o por el productor mexicano, siendo esta última alternativa la más probable.
  • Posibles represalias mexicanas que impusieran aranceles a los productos norteamericanos tendrían efectos inflacionarios en la economía nacional, pues si bien sería factible obtener alimentos de otros países como Sudamérica, estos llegarían a mas alto precio, provocando incrementos en toda la cadena alimentaria.
  • En el caso de una guerra comercial, México está claramente en desventaja, pues tiene muy alta dependencia del mercado de Estados Unidos y no cuenta con una tesorería similar a la norteamericana que le permitiera compensar las pérdidas a los productores nacionales.
  • La reacción rápida y oportuna de la Presidencia de México es adecuada y congruente al promover una negociación para el tema migratorio, antes de escalar el problema al terreno comercial.

No es conveniente iniciar una guerra comercial entre ambos países, puesto que México no tiene la fuerza de mercado ni el presupuesto suficiente para poder competir con su vecino del Norte. Será prioritario para nuestro país alcanzar una buena negociación con Estados Unidos en el tema migratorio para llegar a un acuerdo que favorezca a ambas naciones, sin repercusiones para el comercio bilateral.

Volver al
inicio